Museo de Ciencias de Londres

Una de las atracciones turísticas más importantes de toda Inglaterra es el Museo de Ciencias de Londres. En el año 1857, el manufacturero textil Bennet Woodcroft aportó una serie de objetos con un valor histórico muy importante, lo que dio paso a la apertura del que posteriormente se convertiría en el Museo de Ciencias de la ciudad de Londres. Su construcción en el distrito de South Kensington se inició en el año 1913 y fue finalizada por completo en el año 1928, abriéndose a todo el público en esa misma fecha.

La primera impresión que transmite el Museo de Ciencias de Londres es la de amplitud, puesto que sus dimensiones son espectacularmente grandes. Debido a sus extensas colecciones de ciencia, industria, tecnología y medicina a lo largo de los más de 300.000 objetos que posee, el museo está dividido en cuarenta salas caracterizadas por sus propias temáticas. En ellas se pueden encontrar numerosos símbolos históricos que estuvieron presentes no solamente en Inglaterra, sino también en el resto de Europa y de otros continentes. Uno de los elementos que más furor causa entre todos los visitantes es el simulador de realidad virtual, junto al cine IMAX presente en el museo.

El Museo de Ciencias de Londres está pensado para recibir la visita de público de todas las edades. Es por eso que posee una zona dedicada especialmente a los más pequeños, conocida como Launch Pad. En ella, los niños pueden interactuar  con distintas actividades realmente divertidas para ellos.

La web oficial del Science Museum es sciencemuseum.org.uk